Causas de fuerza mayor impiden pagar estacionamiento

Mediante comunicación adjunta, dando casi a entender que está aprobado por Indepavis, la arrendataria del Estacionamiento de Parque Central, nos confiesa que por fuerza mayor(?) desconoce el Convenio suscrito con la comunidad, al efecto:

1) Unilateralmente decide un incremento de la tarifa de aproximadamente un 150%, para el primer vehículo y 80% para el segundo.

2) Por motivos de fuerza mayor decide quitar la tarifa preferencial a los propietarios e inquilinos de Parque Central. Condición que forma parte de los derechos inherentes a esta condición, desde su construcción.

3) En un intento infantil de eludir la base de medida, como lo es la tarifa de un puesto fijo no residente, porque presume que no habría sobre qué porcentualizar, niega el servicio de “puesto fijo” a usuarios no residentes, calificándolos todos de transeúntes con cobros por horas. Esto es desde todo punto de vista insostenible. No se puede negar estacionamiento al trabajador o usuario cotidiano de Parque Central. ¡Claro tonto, luego de “solucionado el problema” se restituiría el servicio! En todo caso el Convenio se guiaría es por la tarifa establecida por el Decreto regulador de la materia independientemente si el servicio lo tiene, o no, el estacionamiento de Parque Central

4) Por motivos de fuerza mayor la arrendataria NUNCA cumplió con los compromisos de mantenimiento y seguridad suscritos en el Convenio.

Al efecto, por motivos de fuerza mayor la comunidad usuaria, Comité de Conflicto, manifiesta serias limitaciones para hacer frente a un incremento de las tarifas de esa magnitud; no acepta cambios en los porcentajes, 33% de la tarifa regulada para el primer carro, establecidos y aceptado por las partes. Es mas, cualquier negociación debe partir con una ejecución PREVIA de acciones de mantenimiento y seguridad. Igualmente, el CSB debe invertir en su propiedad para sellar las entradas condenadas por la arrendataria a los fines de salvaguardar la vida y los bienes de las personas usuarias.

Los integrantes del Comité de Conflicto están claros que si hay que tomar medidas similares al pasado, se tomarán. Próximamente se convocará a una reunión comunitaria para tomar acciones en el asunto. ¡Asiste!

El vice, abogadito chimbín del Estacionamiento

El vice abogadito chimbín del Estacionamiento

En un arranque de absoluta prepotencia y abuso, un abogadito chimbín de Kave 100 C.A cambió del sitio de trabajo al mejor empleado, Alí Torrellas, que ha tenido ese asqueroso y peligroso estacionamiento de Parque Central. Porque no le rindió pleitesía lo castigó. Y lo cambió sabiendo la desmejora implícita en esa acción, con alevosía. Lo cambió de sitio de trabajo porque sabe que tiene una excelente relación con los propietarios. Sabía que lo iba a afectar, igual que a las personas que le confían asertivamente sus vehículos.  Los usuarios están muy disgustados con este siniestro personaje e ingenuamente están recogiendo firmas. Esperamos que tengamos suerte.

Hay quien tiene esperanzas en este submundo donde se violan todas las leyes que amparan a los trabajadores, como por ejemplo, sin inscripción en el SSO, ausencia de cesta ticket y sobre todo, las continuas humillaciones y abusos. Donde les descuenta a los parkeros los costos de los siniestros a los vehículos bajo su responsabilidad pero no siempre se compensa al propietario. Donde se cubren los costos de siniestros a algunos propietarios y a otros se les dice que, en el mejor de los casos, no tienen dinero para afrontar esos costos porque el estacionamiento no da ganancias. ¡Pero están ahí! y sus directivos, contradictoriamente con lo que dicen, ostentan grosera riqueza con los automóviles que poseen. El ensañamiento con este empleado es de larga data y llega a extremos intolerables como la de negarle ayuda, prevista legalmente, funeraria por la muerte de un hijo. Ante esto, la acción anterior prácticamente es una banalidad. Así es el alma de este subhumano. ¡Eso sí, produce billetes y los reparte! pero  a terceros, no a los trabajadores.

_________________________________________

Consejo Comunal tras el Estacionamiento

Consejo comunal pide el estacionamiento

Prensa YVKE Mundial/Ciudadccs
Este espacio público carece de una efectiva y continua vigilancia, en especial en horas de la noche, al igual que los fines de semana y días feriados. Además, algunas personas pasan la noche en el lugar

Los consejos comunales que hacen vida en Parque Central solicitaron a Eustacio Aguilera, presidente del Centro Simón Bolívar, tener el derecho a la administración de su estacionamiento, debido a los múltiples problemas presentados en los últimos años en el lugar.

Este espacio público carece de una efectiva y continua vigilancia, en especial en horas de la noche, al igual que los fines de semana y días feriados. Además, algunas personas pasan la noche en el lugar. En plena oscuridad se observan actos que van en contra de los valores y las buenas costumbres de la comunidad.

Se observa continuamente el lavado de todo tipo de vehículos por parte del personal perteneciente a la empresa de vigilancia.

No existe la señalización reglamentaria con pintura de tráfico blanca y amarilla, ni demarcación vial en las áreas de circulación, salidas y entradas.

Tampoco se cuenta con los instrumentos y herramientas necesarias para la extinción de incendios. No existen las condiciones óptimas para el buen desenvolvimiento del personal de vigilancia, pues no tienen sillas, escritorios, ni implementos de seguridad como linternas, entre otros.

Una problemática que tiene años

Eduardo Gutiérrez, abogado y vocero principal del Consejo Comunal Caroata, explicó que “el estacionamiento de Parque Central, administrado por el Centro Simón Bolívar, a través de Apiepan, fue otorgado en calidad de arrendamiento a la empresa KV 100 C.A. para que utilizara el servicio de estacionamiento, en beneficio de los usuarios que querían aparcar sus vehículos allí”.

También comentó Gutiérrez, que “el contrato data de hace más de 30 años, pero desde hace 10 el servicio ha venido en franco y continuo deterioro”.

En el lugar, ni siquiera hay equipos para la atención de emergencias, no hay iluminación, lo cual genera inseguridad.
Con ello se hace notable el incumplimiento gradual de las obligaciones que debía seguir la empresa KV100.

Por otro lado, hay una violación gradual de la norma Covenin. Producto de esto, nosotros como comunidad organizada hemos planteado al Centro Simón Bolívar, que de acuerdo al artículo 23, numeral 11 de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, transfiera el servicio a la administración a los consejos comunales, y en este caso en concreto, a la Comuna en construcción Parque Central.

En estos momentos se están recogiendo firmas con todos los consejos comunales del conjunto residencial Parque Central, para lograr la solución de los problemas, que son los mismos que afectan a San Agustín.

_________________________________________

Sótanos de Parque Central son una calamidad

Diario Ciudad de Caracas

El Conjunto Residencial Parque Central es un emblema de la urbanidad caraqueña. Situado en los terrenos de lo que fue la urbanización El Conde, este complejo habitacional se construyó en la década de los 70.

Actualmente es administrado por la Inmobiliaria Parque Central, que es una filial del Centro Simón Bolívar. Es un conjunto muy complejo donde existen siete torres de 43 pisos con 17 apartamentos cada uno, y una octava torre que funciona como apartohotel.

Una infinidad de locales comerciales privados, dos niveles de oficinas en cada torre y dos gigantescos rascacielos de oficinas públicas, lo teminan de componer. Además, conviven en estos espacios varios museos, teatros y dos decenas de otros espacios culturales.

Debajo de este conjunto residencial existe un estacionamiento. El primer nivel es compartido entre las instituciones y los residentes y comerciantes. El segundo es mayormente para residentes y usuarios, y en menor proporción para las instituciones.

El tercer nivel está cerrado desde hace mucho tiempo. El estacionamiento está administrado por una compañía llamada Kave 100, estacionamientos modernos. Esta compañía ha estado involucrada en un proceso kafkiano desde hace ya décadas en tribunales y litigios que han llegado hasta el Tribunal Supremo de Justicia, pero aún sigue prestando sus servicios.

Estacionamiento inseguro

En la actualidad el estacionamiento es una verdadera calamidad pública que deben padecer los propietarios e inquilinos y todos los que por necesidad se ven obligados a utilizarlo por su ubicación estratégica en la zona de Bellas Artes, entre las avenidas Libertador y Lecuna.

_________________________________________

 

 

Nuestro derecho a la defensa

 

Se abre este portal con el fin de dar cabida a la denuncia del usuario del Estacionamiento que ha sido objeto de atentados en contra su integridad física y/o del propietario del vehículo que ha sido robado, rayado, roto los vidrios, incendiado y sustraido accesorios, cauchos, reproductores, radios, etc; encontrándose con el total antiparabolismo de la compañía Kave 100 C.A. quien no se hace responsable de, prácticamente, ningún siniestro ocurrido en el ámbito de los tres sótanos de estacionamiento de Parque Central. Igualmente, trataremos de facilitar la reproducción de la base legal que ampara al usuario del estacionamiento e ilustrar el procedimiento mas expedito para el logro compensatorio.  

EL DERECHO A LA DEFENSA 

 El derecho a la defensa acompaña al hombre desde el momento mismo de su nacimiento hasta el día de su muerte, es decir, acompaña al hombre durante toda su vida. Este derecho, a diferencia de otros, no requiere reconocimiento o consagración en una carta política para su existencia y tampoco se trata de un derecho que ampara sólo a los ciudadanos, sino que tutela al hombre, por el sólo hecho de serlo. Cuando se habla del derecho a la defensa en la jurisprudencia, siempre viene a la memoria la sentencia del juez inglés en la cual se relata el pasaje bíblico de la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, oportunidad en la que Dios le concedió a Adán, antes de expulsarlo del Paraíso, la posibilidad de defenderse y explicar por qué había comido del fruto prohibido.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.